¿Cuáles son los requisitos para obtener un préstamo rápido?

La crisis económica, la inestabilidad laboral, el precio de la vida o la falta de planificación doméstica hacen que, cuando llega un imprevisto, no se cuenten con los recursos suficientes para hacerle frente, sobre todo, si el tiempo apremia. En este caso, es necesario recurrir a fuentes externas de financiación, pero, ¿cuáles son los requisitos para conseguir un préstamo rápido? ¿Es lo más conveniente?

A lo largo de estos párrafos se desarrollarán los aspectos más importantes a tener en cuenta de este tipo de línea.

Para ello, se debe iniciar definiendo qué es un préstamo rápido y en qué se diferencia de los préstamos tradicionales. Ambos son instrumentos financieros, pero defieren en la cifra, siendo la de los préstamos rápidos, también denominados préstamos personales o microcréditos, mucho más baja. Es decir, esta figura permite hacerse con pequeñas cantidades de dinero exclusivamente para hacer frente al imprevisto en cuestión, sin la obligación de una cantidad mínima como sucedía en los créditos tradicionales, cuya partida, en muchos casos, ya era más alta de la que se necesitaba.

La aparición de este instrumento financiero ha servido para democratizar el acceso al dinero sin penalizar a las pequeñas economías domésticas o a las micropymes y autónomos ya que, para solicitarlo, no se necesitan avales ni credenciales de ningún tipo.

Internet, además, ha facilitado mucho la proliferación de estos servicios. Existen multitud de plataformas para solicitar préstamos urgentes, pero no sólo, también existen comparadores que, tras indicar cantidad y plazo de devolución, extraen una lista de las compañías que mejores ventajas pueden ofrecer al usuario.

En este sentido, los créditos rápidos online posibilitan poder disponer del dinero casi al instante, saltándose multitud de pasos burocráticos, desplazamientos hasta la entidad bancaria, consultas telefónicas o tiempo de espera hasta la resolución de la solicitud.

¿Qué es lo que se necesita para pedir un crédito rápido? Pedirlo. Completar la cantidad que se necesita y el plazo en el que se podrá devolver. Dependiendo de la plataforma, podrá haber una cantidad mínima o máxima de dinero a solicitar para nuevos clientes y podrá pedir información sobre si se dispone en ese momento de otro préstamo y, si es el caso, cuándo se tiene previsto finalizar su devolución.

El tiempo máximo de devolución, generalmente, suelen ser de 30 días. Al ser cantidades relativamente pequeñas, en muchos casos de, máximo 900 euros, se entiende que el usuario podrá cumplir con los plazos y los intereses generados sin ningún tipo de problema y, en cualquier caso, menor es el plazo, menor será también el interés.

La mayor ventaja de los préstamos rápidos es que no se necesita ningún tipo de aval, ni nómina, ni ningún tipo de garantía. Los únicos requisitos son los pasos que se deben seguir para completar su solicitud: indicar la cantidad e indicar el plazo de devolución. Tras ello, el usuario deberá cumplimentar sus datos personales y bancarios, responder a un código de verificación y, más tarde, podrá disponer del dinero solicitado en su cuenta. En sólo diez minutos.

La inmediatez que caracteriza a este instrumento financiero ha hecho que, en los últimos años, se haya convertido en una solución para muchas familias antes imprevistos como arreglar el coche, cambiar la nevera o, simplemente hacer frente a esos momentos pico del año, como puede ser navidades, la vuelta al cole o celebraciones familiares.

Muchas unidades familiares, tras la crisis y la inestabilidad económica que ha sido la tónica general desde 2007, tienen una escasa capacidad de ahorro por los sueldos que perciben y, en la mayoría de los casos, no disponen de una planificación mensual de gastos sobre la que poder hacer seguimiento para intentar lograr una mayor eficiencia.  Por estos motivos, para ellas, poder acceder a préstamos rápidos representa una fórmula positiva para hacer frente a esos gastos no previstos.

Pero no sólo las economías domésticas. También acuden a ellos las pequeñas empresas y los autónomos, sea a la hora de iniciar una actividad, con la compra de algún material o inversión, sea cuando la actividad ya está rodando y surge algún problema, como un pago por adelantado, la avería de un ordenador, etc.

Si bien, durante la crisis económica y la destrucción masiva de puestos de trabajo, sobre todo en determinados sectores como el de la construcción, se animaba al autoempleo, lo cierto es que, en muchos casos, tanto pymes, como micropymes y autónomos tienen muy complicado el acceso a fuentes de financiación, entrando en una suerte de espiral de burocracia, papeles y avales constantes. Por ello, poder, a golpe de clic, acceder a tener una cantidad que se necesita para una determinada partida, facilita también mucho la estabilidad y marcha del pequeño mundo empresarial.

Durante 2016, en los meses de agosto y septiembre, las solicitudes de estos créditos aumentaron un 30% respecto a 2015. Esto puede ser una señal de mejora de la economía a nivel general, donde se está dando mayor dinamismo y desapareciendo el miedo a consumir.

Source: confilegal.com

Please follow and like us:
RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
https://www.eurocredit.xyz/cuales-son-los-requisitos-para-obtener-un-prestamo-rapido/
Twitter
YouTube
Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *